Las competencias laborales que exigirá la nueva realidad:

Debemos entender que el mundo y las empresas serán diferentes tras la pandemia y los modelos tradicionales de liderazgo quedarán atrás.   Por Adriana Martínez.

La crisis sanitaria y económica desatada por el COVID-19 nos ha orillado a responder y adaptarnos rápidamente a situaciones más retadoras de lo que llegamos a pensar.

Debemos entender que el mundo y las empresas serán diferentes de ahora en adelante y los modelos tradicionales de liderazgo quedarán atrás. Por ello, quien desee estar al frente de un equipo con éxito debe desarrollar hoy más que nunca las siguientes habilidades y competencias de liderazgo.

  • Crear una visión: Las personas que tienen la capacidad de crear (y compartir) una visión, son aquellos que tienen gran determinación, tolerancia a la frustración y mucha creatividad.
  • Deberán tener la capacidad de imaginar vívidamente nuevas ideas, pensar en grande en estrategias e innovaciones para el futuro y redefinir los límites de lo que será posible para el equipo, trayendo consigo mejoras para su organización y la industria.
  • Desarrollar estrategias: Aquellos que tienden a ser analíticos, flexibles y que se basan tanto en los datos duros como en experiencias pasadas, ven a la empresa como un sistema y hacen caso a cada uno de sus engranajes.
  • Transformarán metas e ideas en planes de acción en donde se asimilarán los recursos con los que se cuenta, además de los retos únicos de la organizaciónEsto permitirá usar ese conocimiento para ser un agente de cambio innovador con tácticas factibles.
  • Garantizar resultados: Estos colaboradores tienen un gran sentido de urgencia, mucha seguridad en sí mismos y se basan en el cumplimiento de objetivos; pueden trabajar bien bajo presión, y enfrentar los problemas que se vayan presentando.
  • Son muy exigentes con ellos mismo y los que lo rodean, pero son rápidos para reconocer y valorar los esfuerzos del equipo.
  • Implementarán prioridades organizacionales y se cerciorarán de que se ejecuten con precisión y eficiencia, marcando el ritmo de las actividades y establecerán las expectativas de calidad a través de sus equipos de trabajo.
  • Inspirar a las personas: Los ejecutivos efectivos, comunican con un entusiasmo contagioso los nuevos proyectos y convencen a compañeros, superiores y subordinados de los méritos de su causa o su razonamiento.
  • Al ser muy sociables y empáticos, tienen la capacidad de comunicarse con todo tipo de personas, tenderán a ser positivos, predicando con el ejemplo y fortalecerán la claridad y unidad alrededor de las ideascomo el elemento principal que inspirará a la gente.
  • Ser accesible: Los trabajadores que son seguros de sí mismos y no se sienten amenazados por el desempeño de otros colaboradores, tienden a trabajar muy bien en equipo, son honestos y se pueden adaptar muy bien a diferentes entornos.
  • Empoderan a los miembros de su equipo para solicitar aclaraciones, abordarán inquietudes e ideas. Estando siempre abiertos a la retroalimentación y a levantar la moral, haciendo que todos se sientan escuchados.
  • Ser mentor de otros: Estos mentores son muy empáticos, y disfrutan poder ayudar a los demás miembros del equipo a desarrollar las habilidades, relaciones y confianza para realizar su trabajo de manera más efectiva y al mismo tiempo, están formando a la siguiente generación de líderes.
  • Aquellos que logren desarrollar esta competencia tendrán una perspectiva positiva (tanto de sí mismos como del entorno), les será más fácil adaptarse a las circunstancias y asumirán una verdadera motivación hacia el servicio a las personas. Teniendo en mente que, al actuar como mentor de otros, invertirán en el futuro de la organización.

Además de esas competencias de liderazgo, la exigencia también va encaminada a las habilidades tecnológicas y las socioemocionales.

Respecto a la tecnologíaserá imprescindible saber usar herramientas digitales que permitan una comunicación efectiva, gestión de tiempos y equipos. Deberán generar metodologías de trabajo innovadoras, y aprovechar el entorno online tanto para construir negocios como para fortalecer su marca personal.

En cuanto a las habilidades socioemocionales, la creatividad, resiliencia y trabajo en equipo, manejo de expectativas y de emociones serán indispensables, no sólo desarrollarlas para afrontar el encierro sino para la recesión y recuperación económica. Es fundamental el saber cómo manejar la incertidumbre, para poder discernir entre lo que podemos controlar y lo que no, manejando técnicas que disminuyan el estrés y la ansiedad.

*La autora es directora general de ID Hunt.

https://www.fortuneenespanol.com/opinion/opinion-las-competencias-laborales-que-exigira-la-nueva-realidad/amp/

Comparte esto en: